SEO

Canibalización SEO: qué es, cómo detectarlo y solucionarlo

By 12 mayo, 2021junio 1st, 2021No Comments

Entre los «palabros» más complicados de decir repetidas veces es «canibalización», de hecho me suelo trabar diciéndolo cuando estoy dando clase. Es algo bastante habitual en SEO, más de lo que debería, más de los que nos gusta encontrarnos a los que hacemos esto.

También puedes escuchar este episodio donde te cuento todo sobre este problema:

No te puedo ayudar con la dicción de esta bonita palabra pero sí puedo ayudarte a que entiendas qué es la canibalización, cómo evitar, detectarla y si aparece cómo erradicarla de tu web para mejorar tu posicionamiento web.

¿Qué es la canibalización en SEO?

Hablamos de canibalización en SEO cuando 2 o más URLs de una misma web están intentando posicionar para una misma keyword o están trabajando una misma intención de búsqueda.

En ocasiones es fácil verlo y otras es más complicado. Luego lo comento.

El hecho de que 2 o más páginas de un mismo site estén haciendo eso implica en que van a competir en las SERPs por un lugar. Y esto a Google puede no gustarle.

Implica que Google al rastrear e intentar clasificar tu contenido no sepa a cuál de esas 2 o más URLs darle prioridad, por que tú no le has dicho, no le has indicado de ninguna forma, qué página es la relevante.

¿Y si para ti todas son importantes? Verás, tienes que tomar decisiones en la vida y en SEO también.

Una URL, una intención de búsqueda.

Lo malo de que ocurra una canibalización de palabras clave es que puedes no llegar a posicionar o no llegar a posicionar todo lo bien que quieres para esa keyword que te interesa. Es una pena, ¿verdad?

No siempre que 2 páginas tienen la misma keyword se da una canibalización

Por un lado, puede darse el caso de que 2 URLs trabajen la misma intención de búsqueda, Google se lo trague y posicione ambas bien, por ejemplo en posición 3 y 5. Tienes 2 resultados en el TOP 10 (ahí, acaparando).

Por otro lado, a veces nos confundimos con lo que és y lo que no és una canibalización.

Te pongo un ejemplo de lo que no és:

Si yo en mi web tuviera una página cuya intención de búsqueda es posicionar «curso de SEO en Madrid» y otra para «curso de SEO online», no tendrían por qué canibalizar.

¿Por qué?

Porque a pesar de que las 2 tengan «curso de SEO» cubren intenciones de búsqueda distintas, aunque parecidas.

La primera es un curso presencial en un lugar (más SEO local), la segunda es modo online, por lo tanto ya no es ámbito local.

Ahora bien, puede que si haces bien el SEO en tu web posiciones ambas URLs para la keyword «curso de SEO» como le ocurre a AulaCM:

canibalizacion SEO keywords

Como ves, posiciona con 2 URLs diferentes para la misma keyword, además en posición 1 y 2. Esto es lo mejor que te puede pasar.

La canibalización sería lo contrario, ninguna de esas 2 URLs (o más) logran posicionar bien. Cuando digo bien me refiero a posiciones relevantes, que te aporten tráfico y mucha visibilidad, al menos TOP 5.

Si posicionas con 2 URLs en la 8 y la 10… Meh! ¿No sería mejor ir a por todas con una de esas URLs y poder posicionar en TOP 3?

Supongamos:

Posición 8 + posición 10= 5% de CTR

Posición 3= 15%

¿Qué opción quieres ser?

Muchos de los problemas con las canibalizaciones vienen del desconocimiento de que esto existe y del desconocimiento SEO en general. En ocasiones la gente piensa que cuantas más páginas publicadas mejor, incluso si trabajan las mismas keywords, porque así aumentas las posibilidades de posicionar… pero es un pensamiento equivocado.

No porque publiques más páginas trabajando la misma keyword vas a posicionar mejor, más bien al contrario.

Para empezar puedes confundir a Google, por otro lado, estás generando URLs que seguramente no sean de toda la calidad que pueden ser, o que podrían ser si unes todo ese contenido y haces una página brutal.

También hay que pensar que Google desperdiciará tiempo y recursos en rastrear e indexar esas páginas, pudiendo rastrear menos pero de mejor calidad.

Y no hay que pasar por alto otro aspecto importante, lo enlaces, tanto internos como externos, porque es que al tener varias páginas hablando casi de lo mismo puede hacer que con el enlazado interno diluyamos esos enlaces entre varias páginas y lo mismo puede ocurrir con los enlaces entrantes desde otras webs.

Otra cosa importante a tener en cuenta es que cada página tiene unas características diferentes, diseño, forma de presentar el contenido, llamadas a la acción… Cuando hablamos de la intención o función que tiene una página no solo hay que pensar en para qué queremos posicionarla, también qué queremos que pase cuando el usuario llega a esa página.

Si quieres que esa visita convierta, realice alguna acción, la página debe estar preparada para convertir. Un formulario, un registro, una petición de presupuesto, vender un producto… o quizás sea simplemente una página informativa, sin más.

Es aquí donde entra un tema importante: la intención de búsqueda.

El usuario a lo largo de su proceso de decisión de compra puede pasar por varias etapas. A veces serán más a veces menos, pero va a tener necesidades diferentes y el tipo de búsqueda que hará serán diferentes.

Búsquedas tipo know, o know simple, cuando está buscando información más o menos concreta, o búsquedas tipo Do, que implican hacer alguna acción, como por ejemplo comprar o reservar.

¿A dónde quiero llegar con esto?

Pues que la página a la que le tenemos que dar más cariño, prioridad, en la que debemos poner el foco es aquella que por sus características puede llevarnos a nuestro objetivo y también al del usuario. Si el usuario está informándose necesitará un resultado informativo, un post. Si el usuario espera encontrar un producto, un profesional de algo en concreto en su ciudad, necesitará resultados comerciales/transaccionales, no necesita un post con un tocho de texto enorme que no le lleve a ningún sitio.

Y estas cosas ocurren. He visto muchos casos en los que tenemos una página y un post que trabajan la misma intención de búsqueda (transaccional) y el post se come a la página. Posiciona bien y recibe tráfico pero claro, el post no está pensado para convertir, no se está aprovechando ese tráfico como lo haríamos en la página.

El mayor problema de las canibalizaciones es que aunque pienses que lo tienes controlado, que lo has solucionado o que desde el inicio lo has hecho bien para que no ocurran, con el paso del tiempo, si no se tiene una estrategia se puede ir todo al garete.

Si no hay un seguimiento, una monitorización puede que por mucho que se haya generado una arquitectura de la información correcta, un estudio de keywords completo y profundo y una correcta asignación, a la larga puede que se terminen publicando contenidos o páginas que trabajen términos que ya se están utilizando porque no nos acordamos que se había hecho.

Esto es uno de los errores SEO más comunes en una web, y hay que evitar que ocurran estas cosas, por eso el siguiente paso es explicarte cómo evitar que ocurran las canibalizaciones.

¿Cómo evitar la canibalización SEO?

No es lo mismo si estás leyendo esto antes de lanzar tu proyecto, si lo has lanzado hace unos meses o si lleva años lanzado y ahora te has decidido aplicarle algo de SEO.

Cuanto más tiempo lleva un proyecto, más grande y más vivo está, por experiencia es cuando más problemas de canibalizaciones suele tener.

No solo porque nunca se ha pensando que estas cosas podrían pasar, sino porque puede haber muchas manos tocando, muchas personas, mucho contenido publicándose sin ningún control y al final, no sabemos ni lo que tenemos en la web.

Por otro lado, hay veces que es demasiado tarde. Porque no es lo mismo un proyecto que lleva un año de recorrido, que proyectos que llevan 10, que proyectos que son nuevos y de los que empezamos de cero desde el KW research hasta la creación de la web.

Hay webs en las que ya se ha producido esta canibalización, y ya no solo detectarla, sino llegar a la conclusión de cómo solucionarlo puede ser auténtico dolor de cabeza.

Por eso, como siempre, es mejor prevenir que curar y en el caso de que puedas evitarlo, lo puedes hacer las siguientes maneras:

Keyword research previo a la creación de la web y con una posterior asignación de keywords e intenciones de búsqueda por cada url. 

En el caso de que estés en el momento en el que la web todavía no se creado, o se está en ello, la mejor forma de evitar la canibalización de palabras clave es hacer un keyword research completo. Esto te permitirá saber qué keywords puedes y debes utilizar y asignar intenciones de búsqueda y palabras clave a cada página de tu web.

Si esa asignación la haces correctamente no deberías tener más de 1 página abarcando una misma intención de búsqueda, y créeme, si eres capaz de organizar esto por ejemplo en un excel o una hoja de cálculo de Google será muy fácil evitar las canibalizaciones. 

Haz esto, una vez hayas hecho el keyword research y hayas extraído aquellos términos que son interesantes para el SEO y para el negocio, prepara un documento con las páginas que va a tener esa web y la intención de búsqueda que va a cubrir cada una.

Dentro de todo este proceso por supuesto, deberás también controlar aquellas palabras clave informativas, si es que aparecen para no mezclar intenciones. Es decir, que las páginas comerciales de tu web trabajen intenciones de búsqueda más transaccionales, y que la parte informativa de tu web, el blog, si es que lo tienes, trabaje intenciones de búsqueda meramente informacionales.

Uso correcto de los enlaces internos y los anchor text.

Esto aplica a cualquier estado del proyecto, ya sea nuevo, joven o lleve años. 

Un mal enlazado interno y un mal uso de los anchor text de esos enlaces puede hacer que se generen canibalizaciones en tu web. (En este post te explico cómo analizar el enlazado interno de tu web)

Me explico.

A veces cuando se crean enlaces internos que apuntan a una página, se hacen porque esa página es la correcta en ese momento, por contexto, por ejemplo.

Muchas veces se hace de una forma correcta, pero otras veces se está enlazando a una página que no es la que más queremos reforzar. Y lo peor de todo, lo hacemos un anchor text con la keyword que me interesa reforzar en otra página y no en la que estoy enlazando en ese momento.

Te pongo un ejemplo, pongamos que tenemos una tienda de mesas de oficina y esta tienda tiene una parte comercial, donde hay una página que trabaja la intención transaccional “mesas de oficina” y además tiene un post en el blog que habla de “las mejores sillas de oficina”, que aunque es muy similar a la otra, es una keyword informacional.

Si dentro de esta la web, se empiezan a poner enlaces, bien desde otros post o bien desde otras páginas al post de “mejores sillas de oficina”, con el anchor text “sillas de oficina” es probable que Google con estas señales, interprete que la keyword “sillas de oficina” sea la que debe posicionar el post. 

¿Qué ocurre con esto?

Que estamos relacionando el post con la keyword importante de la página comercial y puede que esto genere ciertas dudas a Google sobre cuál rankear para la keyword “sillas de oficina”.

Por lo tanto, podemos tener problemas para posicionar lo que nos interesa, lo que genera negocio que es la página comercial, en lugar del post.

Esto es un simple ejemplo, para que se vea con claridad. Hay casos en los que es más evidente este problema y otros casos en los puede costar llegar mucho más a la conclusión.

Realizar un plan editorial de forma estratégica para que los contenidos del blog no compitan con las páginas comerciales.

La mayoría de problemas de canibalización en webs corporativas que tienen blog suelen venir de que no hubo una estrategia a la hora de montar el blog. No se hizo un keyword research y se siguen creando contenidos sin pensar en ello.

Esto hace que al final se publiquen post que trabajan las mismas keywords o la mismas intenciones de búsqueda que otras páginas o incluso otros artículos de la misma web.

¿Qué puedes hacer?

Un plan editorial basado en un keyword research, en las intenciones de búsqueda, en los diferentes públicos objetivos que tiene una empresa y las etapas del proceso de decisión de compra. Esto es lo que puede evitar que se den canibalizaciones SEO en el futuro.

Si hay un documento que recoge todos los artículos que se van a hacer y los que ya están hechos, solo hay que comprobar que una temática no se haya abarcado consultando ese documento.

Antes de escribir nada, comprueba

Si tienes dudas de si una keyword, una intención de búsqueda o una temática se ha tratado en una web, puedes hacer una comprobación muy rápida.

Puedes poner en Google lo siguiente:

site:tudominio.com “keyword que quieres ver”

Por ejemplo:

como evitar canibalizaciones

Te aparecerán todas las páginas de tu web que tienen esa keyword. Ojo con esto, no significa que si te salen 5, esa web tenga 5 páginas trabajando esa keyword, simplemente que la keyword está ahí. Eres tú quien debe hacer un análisis más cualitativo de esos resultados y discernir entre los que sí trabajan esa intención de búsqueda de una forma clara y los que no.


En el ejemplo de la imagen, hay 2 URLs de mi web que hablan sobre Rank Math, pero con intenciones de búsqueda diferentes:

  1. Tutorial Rank Math
  2. Comparativa entre Rank Math y Yoast SEO

Por un lado ya sé que esas 2 URLs al no cubrir el mismo search intent no van a canibalizar y además ya sé que no debería hacer otro contenido con ninguna de esas dos intenciones.


Si ves que no hay ninguna página haciéndolo, adelante. Si ves que hay 1 o varias páginas haciéndolo, ya tendrás que valorar si hay un posible problema de canibalización que ya existe, si podrías solucionarlo y cómo. Y por supuesto, desecha la idea de hacer otro post o página hablando sobre eso.

¿Cómo detectar canibalizaciones?

Esta parte no es sencilla, pero tampoco es super complicada.

El problema es que no hay nada que nos diga al 100% que existe una canibalización.

Hay que usar herramientas SEO gratis o herramientas de pago y ser capaces de analizar los datos y determinar si puede o no existir canibalización.

Usa el comando «site:»

Esta es la forma gratis, la rápida y la menos fiable. Además para hacer esto debes tener ligeras sospechas de que puede haber problemas entorno a una keyword.

Ya sabes, igual que antes, pon:

"site:tudominio "la keyword"

También puedes poner para filtrar mejor:

site:tudominio.com inurl:"keyword"

o

site:tudominio.com intitle:"keyword"

Con estos 2 comandos harás que aparezcan páginas de tu web que tienen la keyword específicamente en la URL o en el título SEO (o title).

Si aparecen URLs diferentes, utiliza tu lógica y sentido común para determinar están cubriendo la misma intención de búsqueda que tiene el usuario.

Con Google Search Console

También gratis y más precisa que la forma anterior, aunque tampoco definitiva. Lo peor de esta forma de detectar las canibalizaciones es que el informe de rendimiento de Search Console es incómodo de utilizar para mi gusto, pero bueno.

  1. En el informe de rendimiento, activa las 4 métricas (clics, impresiones, CTR y posición media), filtra por una consulta, un término del que quieras comprobar si existe canibalización.
  2. Selecciona esa keyword de la que quieres hacer el análisis y pulsa en «Páginas». De esta forma verás que URLs han tenido visibilidad (mucha o poca) para ese término. Pueden aparecer 1, 2 o más. Ve fijándote en los clics, impresiones, CTR y posición media que ha recibido cada una y ten en cuenta en el rango de fechas que estás analizando. Cuidado con esto último.
  3. Lo primero en lo que me fijaría para determinar si se da canibalización es en la URL, veces da pistas de la intención de búsqueda del contenido. Fíjate también en los clics e impresiones… ¿son datos a tener en cuenta? ¿o apenas tienen clics e impresiones? Fíjate también en la posición media… ¿tienen las URLs posiciones media que no son buenas? o quizá ambas URLs están bien posicionadas.
Con este ejercicio tienes que ser capaz de ver varias cosas:
  • Si esas URLs que aparecen para la consulta que estás analizando cubren la misma intención de búsqueda (entra en ellas y lee por encima)
  • Si esas URLs en el periodo analizado tienen métricas consistentes, si son relevantes o si en cambio una de ellas o ambas en algún momento tuvieron visibilidad pero ya no.
  • En el caso de que cubran la misma intención, ¿posicionan bien esas URLS o mal? Si la respuesta es mal, debes pensar en solucionar esa canibalización.

Con otras herramientas SEO de pago

Ahrefs

Desde el apartado de Keyword Explorer cuando analizamos un dominio en Ahrefs podemos ver qué URLs rankean para qué keywords y su posición.

Bien, pues aquí podrías detectar si hay 2 o más URLs que están posicionando para una misma keyword y determinar si es un problema o no.

No es un método perfecto, ni mucho menos, y además debes tener ya una ligera sospecha para ir más al grano.

Otra cosa que puedes hacer es utilizar los datos de ese informe y usar una plantilla de hoja de cálculo de Google que han montado desde Ahrefs para hacer un análisis mejor.

Échale un ojo al video porque merece la pena.

DinoRank

DinoRank te permite conectar tu propiedad de Search Console, con lo que puede analizar las consultas en las que posicionas, las páginas que lo hacen y sus métricas y así darte una serie de advertencias de páginas que podrían estar canibalizando.

Además te dicen con más o menos acierto, qué solución tomar, qué página debe prevalecer. No suele hacerlo mal, pero al fin y al cabo es una máquina y tú debes ser quien analice de forma más cualitativa y tome la decisión.

Ryte

Ryte también te permite conectar Search Console y te hace la relación de páginas que pueden estar canibalizando. Lo hace en 3 niveles de riesgo.

Tú luego eres quien decide si realmente hay canibalización y cómo puedes solucionar. Sin duda lo que hacen herramientas con Ryte o DinoRank ahorran tiempo y facilitan el trabajo.

Con todos los datos que nos dan las herramientas, ¿cómo determinamos dónde hay una canibalización?

Se pueden dar varios casos:

  1. Si esas URLs de una misma web están en posiciones que no son buenas, no hay ninguna de las 2 que destaque. Puede ser precisamente porque Google no sabe cuál de las 2 es la importante, y no rankea bien ninguna.
  2. Si esas URLs de una misma web están bien posicionadas. Tienes que valorar en qué posición están, porque si ocupan la posición 2 y 3, mejor que todo se quede como está y no tocar nada. Ahora bien, si están en posición 7 y 9, podríamos hacer algo más seguramente, e intentar que una de esas 2, eliminando la canibalización llegue a estar en el Top 3.
  3. Si una de esas URLs está posicionada y las otras no. Valora si la que está posicionada tiene posibilidad de mejorar por ejemplo, fusionándola con esas otras URLs que no rankean. Quizás eliminando esa posible canibalización, la url que posiciona más o menos bien, podría llegar a hacer mucho mejor. No solo por el simple hecho de eliminar la canibalización sino porque gracias a detectar esto podremos mejorar el enlazado interno, los anchor text e incluso el contenido, aprovechando el contenido de esas páginas que no han dado buen resultado.

¿Cómo solucionar una canibalización SEO?

Solventar una canibalización puede hacerse de varias formas, dependiendo de las necesidades y de cómo se haya dado. Desde utilizar una canonical, fusionar contenido o hacer «noindex» alguna de las páginas implicadas.

Modificar el contenido

Esta solución pasa por modificar sustancialmente el contenido de una o varias de las páginas que están dentro de la canibalización.

Y ojo, cuando digo «sustancialmente» me refiero a que debe poder modificar, reorientar no sólo el contenido, también la intención de búsqueda para evitar la canibalización.

Esto no siempre es fácil. En ocasiones no se puede hacer.

Fusionar contenido

Es una de las soluciones por las que más me suelo decantar yo. Se trata de si por ejemplo tenemos 2 artículos que canibalizan, fusionar el contenido de ellos.

Pasamos parte o todo el contenido, según el caso, de la URL que podemos considerar la menos fuerte a la URL que consideramos la fuerte y con la que vamos a posicionar.

Consideramos una URL menos fuerte que otra cuando el contenido, el posicionamiento actual, los enlaces internos, backlinks, etc, son peores.

Una vez hecha la fusión podemos eliminar la URL y hacer una redirección 301 a la URL que dejamos para posicionar.

Desindexación

Hay casos en los que podemos optar por hacer una desindexación para solucionar una canibalización.

En este caso optaríamos por dejar «con vida» los 2 post o páginas que canibalizan, pero una de ellas, la menos fuerte o la que no vamos a utilizar para posicionar, la marcamos con «noindex». Los usuarios la pueden seguir encontrando en la web, pero Google no la tendrá en cuenta y por lo tanto no habrá lugar a una canibalización.

Aquí te lo cuento todo sobre la desindexación

Canonicalizar

Otra opción es utilizar la etiqueta canonical, esto es, decirle a Google que entre 2 URLs, una de ellas es la relevante y por lo tanto en la que tiene que fijarse.

Obviamente la canonical va a ser la página que queremos posicionar.

De esta forma, Google debería interpretarlo correctamente y centrarse en la URL canonica y por lo tanto no debería canibalizar. Ahora bien, con las canonicals nunca se sabe… Son una recomendación y no nos aseguramos que este método funcione al 100%.

Cada tipo de canibalización llevará una solución diferente. Lo primero es detectar el problema, que no siempre es sencillo y después poner la maquinaria a trabajar para deshacer el problema y que Google detecte el cambio cuanto antes.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies