SEO

Extensión de contenido, ¿el tamaño importa?

By 20 enero, 2022No Comments

Cuenta la leyenda que para posicionar necesitamos más de 300 palabras y que si escribes más texto y haces posts más largos que la competencia, pasarás por encima de ellos, como una apisonadora. Haz un post de 10.000 palabras y no tendrás que preocuparte por el SEO más en lo que te queda de vida.

Lo cierto que esas afirmaciones que acabáis de leer no son ningún chiste, más bien todo lo contrario… Las he escuchado y leído, y lo grave es que se sigan escuchando. 

El objetivo de este post no es otro que desmitificar algunas de estas afirmaciones y que entiendas que la extensión de un contenido por sí sola no es importante, aunque sí hay que tener cosas en cuenta a la hora de ponerse delante de una hoja en blanco para redactar y por supuesto te las voy a contar.

Es probable que hace unos años -ya unos cuantos- que un post fuera más largo podría tener algún impacto positivo en el SEO. Pero hoy en día pensar esto, ser tan básicos y quedarse en esa afirmación es un peligro, sobre todo para las personas que como muchos de vosotros están empezando en este mundo, están aprendiendo SEO o intentando aplicar pequeñas mejoras en sus proyectos y negocios.

Hemos escuchado y leído de todo sobre este tema: que si un mínimo de 300 palabras es necesario para posicionar (por culpa también de recomendaciones de plugins SEO como Yoast SEO) o que cuanta más extensión tenga un post mejor posicionará.

👋¿Quieres cambiar de Yoast a Rank Math?

Aquí tienes todo lo que necesitas


También, hemos escuchado en muchas ocasiones que hacer un contenido más largo que el de la competencia puede ayudar a posicionar mejor, pero si lo pensáis, si la competencia ha escrito 3.000, yo escribo 4.000, vendrá otro y hará 5.000 mil, al final, vamos a tener verdaderas Biblias en Internet, pero el usuario no siempre necesita una Biblia, sino dar respuesta concisa a su intención de búsqueda. 

Esto también viene dado porque muchas herramientas dan el dato de extensión, no solo las de SEO. Entonces, nos quedamos muchas veces en meros análisis cuantitativos, hechos por máquinas que no interpretan todas las variables posibles, el entorno, el mercado y un montón de cosas más que nosotros como humanos sí que podemos aplicar.

Como humanos debemos aplicar un análisis cualitativo y sacar nuestras propias conclusiones. Apoyarnos en datos y luego decidir qué es lo que necesitamos según cada caso.

Y puede que de inicio no lo hagamos perfecto, incluso que nos equivoquemos con el planteamiento, pero no pasa nada porque siempre estamos a tiempo de modificar y probar algo diferente, porque eso en SEO es habitual. 


¿Es verdaderamente importante la extensión de un contenido?

Para que llegues a entender por qué no es importante como tal la extensión de contenido, te tengo que explicar algunas cosas para asentar conocimientos. 

Tener en cuenta la intención de búsqueda

Lo primero que debes tener en cuenta es que para cada tipo de intención de búsqueda el contenido adecuado será diferente, pero no solo en extensión, también:

  • Formato
  • Tipo de página
  • Tipo de resultados
  • Diseño de la página
  • La forma de comunicar

Dentro de los tipos de intención de búsqueda, por ejemplo tenemos las Know y Know simple, es decir, las de saber y saber simple. También puedes leerte este completo post sobre intención de búsqueda.

Cuando un usuario está haciendo una búsqueda tipo know, seguramente necesita un artículo más amplio y detallado, mientras que cuando busca con una know simple necesitará un contenido más concreto, no miles y miles de palabras.

Quizás lo que le haga falta sea solo un dato, una frase, un párrafo. 

Cuando un usuario busca una definición, una introducción a un tema, no necesita un post de 10.000 palabras, va a necesitar exactamente que le expliquen o le den el dato, la frase o párrafo, no necesita más, por eso, debemos adaptarnos en esa extensión de contenido a cada tipo de intención de búsqueda. 

Y ojo, porque dentro del tipo de búsqueda know simple, que son más concretas, puede que el usuario necesite un párrafo de 50, 80 palabras y en otros tipos de know simple va a necesitar 100 o 500, y en una know puede necesitar 1.000, 2000 o más. Es decir, todo depende de cada caso. 


¿Existe una correlación entre contenido más extenso y mejor posicionamiento?

Decir simplemente que porque un contenido sea más extenso posicionará mejor es un atrevimiento sin mucho fundamento.

Sin embargo, puede existir cierta correlación entre la extensión y un mejor posicionamiento, pero ¿por qué?

Backlinks

En primer lugar, hablemos de los backlinks. Hay varios estudios que determinan que los contenidos más extensos reciben más backlinks

  • Por un lado, tenemos a Ahrefs que tras analizar 900 millones de páginas se ve cómo a un contenido más extenso de hasta un máximo de 1.000 palabras, las páginas tienen más dominios de referencia.
  • Por otro lado, hay otro estudio de Backlinko utilizando datos de Buzzsumo. Aquí también tras analizar 900 millones de páginas concluyen que los posts más largos obtienen hasta un 77% más de backlinks que los posts más cortos. En este estudio sí que tuvieron en cuenta posts de hasta 10.000 palabras y justo los del rango de entre 3.000 y 10.000 palabras son los que más backlinks reciben.

estudio backlinko sobre extensión de contenido y backlinks Y llegados a este punto pensarás que está claro, que es mejor escribir un post de 8.000 palabras y así recibirás más backlinks.

No es tan sencillo. Ojalá lo fuera. 

También, en el mismo estudio de Ahrefs veían cómo los contenidos a partir de 10.000 palabras empezaban a tener menos backlinks, al contrario que el estudio de Backlinko. Curioso, ¿verdad? Y es que al final son estudios, que pueden apoyar ciertas teorías o hipótesis, pero no todo es blanco o negro.

Sí podemos pensar que los contenidos más extensos y por lo tanto más elaborados pueden conseguir más backlinks. 

Por ejemplo, porque alguien a la hora de enlazar valorará que ese enlace sea a un post muy currado, muy elaborado. Si ves un post de 10.000 palabras, antes de leerlo sabes que hay mucho trabajo detrás y quizás tengas menos dudas a la hora de enlazarlo. 

Desde Ahrefs apuntan a otra razón de por qué los posts demasiado largos pueden recibir menos enlaces y es que cuando enlazas a algún post normalmente te has leído el contenido previamente y, si hablamos de un post que tardas mucho en leer, no lo haces, y si no lo lees, no lo enlazas o hay menos posibilidades de enlazarlo. 

Más texto permite incluir más subtemas y variantes de keywords

Según el mismo estudio de Ahrefs, teniendo en cuenta contenidos de hasta 2.000 palabras, los contenidos más largos tienen un tráfico orgánico estimado mayor

Pero claro, esto que dice el estudio en cierto modo es normal.

Más variantes de keywords.

Más long tails y por lo tanto más tráfico potencial. Pero al final esto se tiene que traducir en tráfico orgánico real, no estimado. 

Esto está relacionado de nuevo con cubrir la intención de búsqueda de forma correcta. El problema es que en muchas ocasiones tenemos la duda de cómo debe ser ese contenido. Si unimos o no diferentes subtemas, si hacemos un post más extenso abarcando mucho o si es mejor hacer un contenido más genérico y hacer luego artículos más concretos, cubriendo intenciones de búsqueda más know simple, yendo al grano… 

Como he comentado en varias ocasiones, lo mejor que podemos hacer para salir de dudas es preguntarle a Google.

Puedes ir directamente a Google y hacer las búsquedas que quieras analizar o recurrir a herramientas SEO que te muestran los que posicionan y de qué forma lo hacen. 

El caso, debes analizar qué tipo de resultados aparecen para esa intención de búsqueda. Tratar de encontrar patrones en esas páginas, analizando el contenido: desde que apartados están tocando, en qué profundidad, si son artículos genéricos que abordan un tema concreto o abordan varios subtemas, si les dan la misma importancia a todos esos subtemas, etc. 

Es decir, encontrar patrones y ver cómo lo podríamos hacer nosotros para cubrir esa intención de búsqueda.

Otra forma de sacar conclusiones de cómo abordar esos contenidos es hacer una búsquedas que nos interesen, comparar y ver los resultados de Google para cada una de ellas. 

Esto nos viene perfecto cuando tenemos dudas, por ejemplo, de cómo Google interpreta 2 intenciones de búsqueda, si entiende que son diferentes o si en cambio, que son la misma. Esto te ayudará a decidirte si haces un contenido o haces 2 tratando los temas por separado.

👉Te pongo un ejemplo

Por ejemplo, quieres posicionar para la keyword «TPV» y para «qué es un TPV».

Pero no sabes si esas 2 intenciones de búsqueda vienen a ser lo mismo o no. Claramente una es más genérica y la otra es más específica. Hasta ahí todo bien, pero ¿los resultados que aparecen para cada búsqueda son diferentes? Incluso, ¿aparecen siempre resultados informativos en ambas o se cuelan resultados transaccionales? Porque quizá aparecen solo páginas de soluciones TPV.

Me voy a Google y comparo TPV y Qué es un TPV. Lo primero que veo con la comparativa de las 2 intenciones es que hay 3 páginas que coinciden, que están en las 2 búsquedas y además en TOP 5.

También, veo que para «TPV» se alternan resultados informativos y resultados transaccionales. En cambio, para «qué es un TPV», como era de esperar, los resultados son informativos.

Una cosa que puede ocurrir en este tipo de búsquedas y que ocurre, es lo siguiente: yo soy una empresa que ofrece un TPV y quiere posicionar para «TPV» principalmente, y además con un resultado transaccional, pero veo que aparecen resultados informativos o que parecen informativos, aunque luego tengan una buena carga transaccional.

¿Qué hago? 

¿Preparo una página para vender mi TPV, pero también añado mucho contenido informacional o hago una página enfocada solamente a la keyword «TPV» sin contenido informacional y hago un post en el blog para posicionar para «qué es un TPV»? Es decir, ¿voy con la keyword todo en uno o voy con diferentes URL a cubrir diferentes intenciones de búsqueda?

No es sencillo de responder.

Lo primero es pensar en cubrir bien la intención de búsqueda. Si Google muestra un tipo de resultados es porque mediante sus algoritmos, como Rank Brain, ha aprendido que ese tipo de resultados son los que necesita el usuario para cubrir esa intención de búsqueda. Google aprende del comportamiento del usuario. 

Por otro lado, hay que pensar en que una empresa que busca una solución TPV ya sabe lo que es un TPV. Está en un momento del embudo diferente. Por lo tanto, lo ideal no sería hacer una página kilométrica. Sería mejor, en mi opinión hacer una página enfocada a vender el TPV y aparte un post enfocado a explicar lo que es un TPV, sus funciones, ventajas, etc.  Este último post va a estar enfocado a un público que está en una fase del embudo en la que se está formando un criterio, está en el top del funnel, no necesita contratar uno de estos aparatos, sino que está buscando información sobre ellos. 

Con esto matamos varios pájaros de un tiro: 

En primer lugar, evitamos posibles canibalizaciones. Con este ejemplo de dos kw, a veces podemos entrar en canibalizaciones porque tenemos la página comercial enfocada a TPV y le metemos un post informacional y luego un post que habla qué es un TPV y esas dos páginas terminan canibalizando y bien podemos posicionar una o no posicionar ninguna y puede que no nos vaya muy bien. 

Otra de las cosas que logramos es que nos adaptamos a la intención de búsqueda del usuario lo mejor posible y, por lo tanto, tendremos mejores resultados si conseguimos posicionar. Tenemos razones para hacer unos contenidos más o menos extensos y por supuesto no caer en el error de meter más contenido por meter. 

Demasiado texto puede causar rechazo

Hay un estudio hecho por Medium que dice que las publicaciones que necesitan más de 7 minutos eran menos leídas. Y si lo pensáis, esto tiene cierta relación a nivel de SEO. 

Lo podemos entender con el Pogo Sticking, es decir, que consigas posicionar un post en la primera pagina de Google, que el usuario entre y el encontrarse con un contenido kilométrico le cause rechazo, porque en ese momento no está buscando tanta información. Entonces, el usuario vuelve a Google y entra en otra página de tu competencia que dé una respuesta más directa. 

Por lo tanto, siempre que podamos tenemos que ser concisos, no meter paja para que el usuario encuentre lo que busca en el menor tiempo posible. 

Además, es importante tener cuidado con intentar abarcar demasiado. A veces cuando estamos haciendo contenidos de blog pensamos que siempre tenemos que empezar de cierta forma, pero terminamos haciendo una introducción que a lo mejor para esa intención de búsqueda el usuario no necesita.

Vuelvo a lo que decía antes, eso que vamos a comentar puede que importe o no para esa intención de búsqueda concreta. 

También lo he comentado, prueba y falla. Puedes hacer un contenido más extenso porque tú pensabas que era bueno así, no pasa nada, revísalo, mira si está cubriendo la intención de búsqueda y modifícalo si hace falta.

Y como siempre digo, escucha a Google, pregúntale, analiza qué resultados interpreta que son los óptimos o responden mejor a la intención del usuario.


¿Cómo saber la extensión adecuada de un post?

Ten en cuenta que no hay fórmula secreta ni extensión más adecuada que otra, así en general. Hay que coger cada caso y estudiarlo.

Piensa ¿qué necesita el usuario que busca esa keyword o qué intención de búsqueda quiere cubrir?

¿Qué tipo de contenido, con qué profundidad?

¿Si vas a tener que meter muchos subtemas y cuánto contenido necesita cada uno?

Analiza a la competencia. No con el objetivo de escribir más que ellos, sino para ver los que posicionan, con qué lo hacen y cómo lo hacen.

Si posicionan, por algo será, ¿no? Analiza qué apartados y subapartados tratan, como lo organizan, qué encabezados están utilizando, cómo abordan el tema. Intentar entender porque están funcionando esos resultados.

También, te puedes preguntar, ¿cómo puedes hacer el post más completo de una forma efectiva y sin rellenar? Hay muchas herramientas de SEO gratis para sacar ideas. La primera de ellas es Alsoasked.com que nos ayuda a ver preguntas que los usuarios se están haciendo, esta herramienta nos da en base a un keyword una serie de preguntas ramificadas relacionadas. 

Otra herramienta es Answer The Public, en la que ponemos una palabra y nos va a dar un montón de long tails que podemos usar para saber cómo abordar un subtema o hacer artículos independientes.

Por su parte, Keyword Shitter es una herramienta similar. Le damos una kw y nos empieza a dar ideas. Por supuesto, en Semrush o Ahrefs tenemos tanto la parte de keyword research como content explorer. También, ambas herramientas nos ayudan a analizar el contenido que se esta posicionando para la kw que nos interesa. 

De igual forma, tenemos Ubersuggest que también nos va a dar bastantes ideas, Seobility para analizar el TF/IDF de una búsqueda, analizar los resultados para un keyword y ver qué tema se están tratando, que palabras clave y de qué forma. 

Ojo porque con estas herramientas verás ideas, temas a tratar, keywords y te vendrá la duda de nuevo de si hacer un post muy completo o si en cambio hacer diferentes contenidos más cortos y concisos para abordar intenciones de búsqueda concretas.

Para que entiendas esto te voy a poner un ejemplo relacionado con la organización de una boda. Supongamos que has hecho un keyword research en cuanto al mundo bodas. 

Te salen contenidos informativos y transaccionales, pero estás pensando en hacer un post informativo acerca de bodas y una de esas keywords que encuentras es Cuánto cuesta una boda

Si coges esta keyword y la pasas por las herramientas que te comenté, tendrás un montón de ideas de long tail que te darán información, pero son tantas que pensarás:

¿Hago un articulo inmenso sobre cuánto cuesta una boda? o ¿merece la pena hacer un post que aborde la intención de búsqueda más genérica y luego hacer artículos más concretos enfocados a know simple? ¿qué prefiere el usuario?

Tendríamos que preguntar a Google, analizar intenciones de búsqueda diferentes, qué resultados aparecen y cómo deberíamos abordarlo. 

 

Si buscamos cuanto cuesta una boda, los artículos que vas a ver son introductorios, no artículos de 10.000 palabras que desgranen cuánto cuesta cada aspecto de la boda, por eso, es mejor hacer un artículo principal introductorio y luego artículos satélite que cubran intenciones de búsqueda concretas.

Un post ➡️ una intención de búsqueda.

El tema de la extensión es muy relativo, tienes que ver cada caso. A la larga, contenidos más extensos, con justificación, pueden hacer que el SEO vaya mejor por esa serie de razones que hemos comentado antes. 

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies